25 de julio de 2024

La tarde del sábado 27 de enero, un grupo de personas se manifestaron por las principales calles del Centro Histórico de Oaxaca de Juárez en contra de la gentrificación. Durante su protesta agredieron a turistas y dañaron inmuebles de negocios que consideran, afectan la imagen y economía de la ciudad capital.

En respuesta y apoyo a los reclamos de ciudadanos y locatarios afectados por los manifestantes, elementos de la Policía Estatal realizaron diversas detenciones de quienes habrían dañado propiedad privada, entre ellos, una joven identificada como Paulina H.J., quien resultó ser hija de Patricia Jiménez, asistente de la Síndica del municipio, Nancy Mota Figueroa.

Ante la detención de la hija de su colaboradora y de otros “activistas”, la funcionaria municipal publicó en sus redes sociales un mensaje en contra del gobierno del estado y del gobernador Salomón Jara Cruz, a quien acusó de persecución en contra de los asistentes a la manifestación, así como de violentar el derecho a la protesta y de posibles actos de tortura por parte de los elementos de seguridad.

En el mismo texto, compartido de manera colectiva por simpatizantes y miembros de las agrupaciones que participaron en la marcha/calenda, la Síndica convocó a la sociedad para ejercer presión en el cuartel de la policía ubicado en San Bartolo Coyotepec. No obstante, poco después eliminó la publicación de su cuenta.

La Secretaría de Seguridad Pública del estado, informó que los detenidos fueron acusados por daños en espacios públicos y en propiedad privada, así como agresiones a la ciudadanía. Por lo que continúa su proceso ante las autoridades correspondientes.

Por su parte, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca comunicó que da seguimiento al caso y certificó el buen estado de salud de los detenidos, así como el pleno respeto a sus derechos.

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights